miércoles, 10 de octubre de 2007

Te pillaron Marion


Marion Jones devolvió las cinco medallas que ganó en los Juegos Olímpicos de Sydney y aceptó dos años de suspensión y la anulación de todos sus triunfos desde el año 2000, tras confesar que ganó gracias al doping.

Vaya, vaya, a Marion se le vio el plumero. El jurado estuvo deliberando para ver si les quitaba las preseas o se las convalidaba por medallas paralímpicas, pues confesó que iba muy ciega cuando las consiguió.
Si es que a quién se le ocurre meterse tanta tontería en el cuerpo. ¿Pero es que no se daba cuenta esa chica de que se iba a notar mucho el rápido aumento de masa muscular? ¿No se daba cuenta? ¿No? Si hasta partía nueces con el culo, hombre, que hay cosas que no cuelan.

La señora Jones cuando iba a iniciar la carrera para su salto de longitud, le decía al juez:
-Arl favor, deja la bandera en el suelo y tenme el vaso, que ahora vengo.

Claro, eso es ya tentar la suerte, así que llega un día y te pillan. Bueno y saberse se sabía, o si no ¿por qué la gente iba a lo del control antidoping y se hacía rayas con la orina que sobraba?

Los excesos se pagan. Mirad, en la última carrera en donde ganó la medalla de oro, tuvieron que llevarla corriendo cogida de los sobacos para que no se desplomara y cuando llegó a la meta el fisio, en lugar de aplicarle un masaje, le dió un chupito de DYC.

Seguro que es mentira pero una vez en una competición exigió que la calle, en vez de recta, fuera haciendo eses para no salirse, y para esprintar, el entrenador no tuvo más remedio que ponerle un cubata en la línea de meta.

En fin, que una depuración en el deporte no viene mal. Lo malo es que las medallas pasaron a la segunda clasificada pero como se dopaba se las adjudicaron a la tercera, que también le daba al codo. Así que fueron preguntando atleta por atleta y al final se las dieron a una señora de Los Belones que hacía baile de salón.

7 comentarios:

bernal dijo...

Yo voto por que le den las medallas en los juegos paralímpicos.
Se lo ha ganado.

Por cierto, ya enlacé tu blog.
Un saludo.

El Hermano Montgolfier dijo...

Anda que Maradona, que tenían que pintarle las líneas del campo rojas pa que no se las metiera...
Encima, coge el tío, mete un gol con la mano (o sea, haciendo trampas) y todo el mundo se dedica a decir: "la mano de Dios".
Creo que pretendían proclamarle el mejor jugador de todos los tiempos, pos vaya.

Ful el Blogcazas dijo...

Bienvenido Benal, tu blog es uno de mis favoritos. Dice un amigo mío que las medallas deberían de dárselas a los tres últimos. El dopaje es algo indignante, y te lo digo yo que he sido entrenador internacional y he entrenado a cientos de atletas.

Montgolfier, Maradona es un espejo en donde tienen que mirarse todos los deportistas para no seguir su camino. Menudo imbécil.

fernando dijo...

Al final, pillan a casi todos los dopados. Sabiendo que tienen muchas posibilidades de ser dopados, aun así siguen haciéndolo.

un abrazo.

Meteorismo galáctico dijo...

Yo que soy un deportista cutre que jamás ha subido a ningún podium, puedo decir que el deporte de élite tiene poco de deporte. Cuando hay dinero de por medio y, en ocasiones, muchísimo dinero, es normal que se busquen los medios para conseguir embolsárselo a toda costa. Para mí el deporte de verdad es el que practicamos las personas que trabajamos en cualquier cosa y que, para liberarnos de las tensiones de esos trabajos, más o menos aburridos, salimos a la calle a correr o vamos al polideportivo a jugar al tenis o a hacer cualquier otra cosa. Practicamos deporte para sentirnos bien, no para ganar medallas o millones.

El problema es que los que tienen el deporte como profesión, o están entre los primeros o no ganarán un duro, así que acaban metiéndose de todo (por indicación de sus queridos entrenadores, patrocinadores y médicos) para conseguir ganarse la vida (y bien que se la ganan en muchas ocasiones).

Yo propondría a nuestros gobernantes que no promocionen el deporte de élite, que e acaben las selecciones nacionales de fútbol, de atletismo, de baloncesto, de piragüismo, de ciclismo… ¡De todo! Y que hagan más carriles bici como ese tan estupendo que da la vuelta a todo Madrid; que enseñen en el cole lo fácil que es sentirse de maravilla si se sale a correr un ratito cada tarde (¡con lo barato que es!) y lo joven que puede sentirse uno a los cuarenta con hacer un poco de ejercicio de modo regular (sin necesidad de doparse con nada más fuerte que un poco de Nocilla o un Bollycao).

Aprovecho para saludar a Marion Jones porque me cae simpática a pesar de haberse dopado (también me caen simpáticos Induráin y Perico Delgado).

LOLA GRACIA dijo...

pero bueno...hay alg�n deportista qe no le de�?
Al final va a resultar que los deportistas de verdad somos los que no competimos.
(S� le cambi� algunas comas al relato y alg�n acento...pero nada m�s)

Ful el Blogcazas dijo...

Te doy una opinión Lola: Después de 20 años de entrenador (ahora ya no) de medio y alto rendimiento tengo que defender a los deportistas. Son un espectáculo y un modelo de fuerza de voluntad. Nunca he dopado a nadie y ha sido una experiencia muy bonita. Lo que pasa que hay mucha desinformación respecto al deporte de élite. Es simplemente un trabajo artístico más, ni buscan salud los deportistas ni dejan de buscarla, EXACTAMENTE IGUAL que cualquiera de nosotros en nuestros trabajos ¿o es que álguien va a currar para estar más sano o para poner en peligro su vida?
Eso es una cosa y que hayan sinvergüenzas que se dopen es otra