martes, 4 de abril de 2006

El hortera

Ser tacaño es una filosofía de vida que no depende en nada de la cantidad de dinero que se tenga, vi con mis ojos como un recién agraciado con 500 millones de pesetas en la lotería obsequió con bombones a quién le vendió el décimo pero estos no iban dentro de un búcaro de porcelana francesa o en un estuche de cartón policromado adornado en su interior con espacios troquelados donde cada bombón lleva una estúpida etiqueta explicativa que te dice algo así como, “exquisito sabor a tres chocolates rellenos de almendra tostada minuciosamente bajo la receta tradicional de la ribera del Loira”, bueno un bolón que te cuentan para subirle diez veces el IPC a la cajita, que además siempre engaña porque sólo es de un piso y lo sabes cuando a la de tres sale un sibarita que te dice “¿has probado el Praline Cream? Y resulta que no, que había uno sólo, el suyo, y si te vi no me acuerdo. Pues el tacaño de nuestra historia compró al peso unos cuantos y los entregó en una bolsa de plástico con su nudo ¡ qué categoría más grande ¡ Con el hortera pasa algo parecido pero puestos a gradar este es más peligroso, el dinero saca al exterior toda su estructura mental avergonzando a la especie. Con lo de Marbella reconozco que tengo que ver la tele a escondidas, qué pensarían de mí si me pillan oyendo como un señor tiene un elefante disecado en su salón, un leopardo enjaulado y una plaza de toros con ermita incluida en el porche del chalecito. Lo del elefante me ha trastornado, yo cada vez que pienso yendo a oscuras a mear por la noche y tropezarme a la vuelta medio dormido con un orejón de corcho me pone de los nervios. Supongo que esto es acostumbrarse como todo y de igual manera que te hacen callar de repente para decirte ¡mira, mira, como canta la cavernera! Pues digo yo que será lo mismo con el leopardo y ya una mañana no será igual sin rugidos de fieras que te despierten de tu sueño hortera hecho realidad.

3 comentarios:

Edgardo Valussi dijo...

Me gusto tu blog pesimista, pero con estilo, si el pesimismo es una forma de divertirse.

Un saludo y si lo desean visten mi blog

http://delanochealamanana.blogspot.com/

Sra. Amparo dijo...

Es trastornante... esa pata de elefante como PARAGÜERO! Esa jirafa mirándote fijamente... Y no has explicado la teoría del dorado, que es más o menos la siguiente: a mayor horterismo, mayor dorado, o de otra forma: no todos los que llevan dorado son garrulos pero todos los garrulos llevan dorado

Anónimo dijo...

Interesting website with a lot of resources and detailed explanations.
»