domingo, 27 de marzo de 2005

El poeta y la Soledad (Capítulo I)

"Siempre te he buscado y ahora que te he encontrado, creo que no es el mejor momento para enamorarnos".

1. MARÍA Y EL MAR

María, como otros muchos días, bucea en el horizonte en busca de los colores maravillosos que aparecen cuando el cielo se une al mar. Hoy es un día de aires frescos y apresurados, que arrancan repentínamente y nos declaran en murmullos su arrogancia.
María observa cuan es de poderoso ese trepidante viento. Arrastra las nubes a su conveniencia y las estruja para que desahogen con suaves lluvias repentinas su pesadez.
Se respira a mar. María inspira con armonía esos salados efluvios marinos. Cierra los ojos, contempla su mente en blanco y ritmicamente respira.
Es un verdadero placer degustar estas esencias. Nadie debe pagar por contemplarlas, olerlas, saborearlas.
María está contenta y tranquila.

1 comentario:

MERX dijo...

Bueno, pues gracias por el comentario.
En realidad llevo unos meses intentando abrir un Blog en condiciones, pero mi ignorancia sobre ello y la falta de tiempo me impide hacer algo que merezca la pena.