martes, 1 de mayo de 2007

Discriminación monárquica

Antes el hombre discriminaba a la mujer en el acceso al trono, ahora se discriminan las mujeres entre ellas mismas, que esto es ya el colmo. Está claro, ¿no quieren igualdad dinástica? Pues que junten a las infantas, cojan una moneda y la tiren al aire, si sale cruz: Leonor, y si sale su abuelo: Sofía.

Nadie se plantea seriamente la igualdad total entre hombres y mujeres, es decir, el más capacitado que ocupe la Jefatura del Estado, de SU propio Estado, tenga la sangre que tenga, bien sea por votación o por bolsa de trabajo.

Esto tan simple es demasiado complejo para tanto bobo empalagoso.

En política para tontos explicamos esta semana LA MONARQUÍA al boberío televisivo con el socorrido símil de la comunidad de vecinos [leer]

6 comentarios:

Meteorismo galáctico dijo...

Intentar racionalizar algo que, hoy por hoy, no tiene sentido alguno (la monarquía), lleva siempre a conclusiones absurdas. Si hay monarquía no hay igualdad y si hay igualdad no hay monarquía.

Ahora que lo pienso, la igualdad es un mito, un camelo. Se habla mucho de ella pero no se pone en práctica (tal vez sea que es imposible llevarla a efecto).

¡VIVA LA INFANTA SOFÍA!
¡CHIQUITO DE LA CALZADA AL TRONO!

El Hermano Montgolfier dijo...

En la parabola de la comunidad de vecinos veo una incorrección, en ese caso el presidente vitalicio tendría un carácter simbólico, los que decidirían si regalar las macetas o en qué se gastan los euros serían el tesorero y el secritario, y éstos si serían elegidos por todos los vecinos, el presidente vitalicio de esa comunidad sólo firmaría las normas escritas por ellos, y no podría negarse.

Ful el Blogcazas dijo...

¿o sea, que tampoco puede regalar maceteros? Maldita sea, ni siquiera puede hacer eso. Propongo que el presidente se los quede en su casa para disfrute ocasional de los vecinos que pasen por su ventana

nati dijo...

Estoy de acuerdo con galático , si hay monarquía no hay igualdad.
Pero es que existe igualdad? porqué la infanta recién nacida desde que la han parido, tiene asegurado su bienestar y un pobre niño de un país subdesarrollado apenas se sabe si llegará al año de vida?
Nuestro rey , en un momento dado de la historía reciente , supo estar a la altura y participar en la transición de nuestro país.
Pero hoy en día, la monarquía no tiene razón de ser.
Ni aquí , ni en ningún país del mundo.
No debemos ser todos iguales y disfrutar de los mismos derechos desde nuestro nacimiento?
Aunque quiza ...eso sea solo una leyenda.

Cabezota sin remedio, corazón enorme dijo...

La monarquía es discriminatoria de por sí. No tiene sentido hacerla más democrática. Bueno sí. Si la hacemos democrática se llamaría República.

Chiringui dijo...

Como dice el de arriba, la mera existencia de la monarquía es discriminatoria del resto de la población.

A currar de paletas los ponía yo.