jueves, 22 de marzo de 2007

De "Ryanair" a "Llorenair"


(Perdonadme las incorreciones lingüisticas del lenguaje murciano actual y el tono grosero que empleo, pero es que lo necesito, que lo que cuento es serio. Os prometo que no lo haré más.)


Ov víacontar lo que me pasó viniendo pacá de Alemania antes dayer.

¿Sabéis lo que es “Ryanair”? Pues yo tampoco hasta el pasado lunes.

Hatta ese tiempo creía que se trataba de una compañía de vuelo de bajo coste como todo el mundo pero no, no,confundidostais: E suna empresa que se dedica al cachondeíco aeronáutico.


Aquí ande me ven ustedes conesta carica de prebbítero he volado mak que un billete de 5 euros. He volado en avionazo, en avion dhélice, en avioneta y en hidroavión.
Deddel pasado lunes ya no le tengo miedo a volar, sólo le tengo miedo a aterrizar.
-¿Por qué?-
Pos pol.la culpa dun pedazo de cabronazo de piloto novato.
Hacíamos el trayecto Francfort – Hahn (que tiene de cercanía a Franfort lo que la Roda de Aljucer. Suputamadre mecago) dirección al gran centro de trapporte aéreo internacional y nudo de comunicaciones uropeo de Murcia-S. Javier.


Pues bien, el pedazo de pirata aéreo en vez de dal la vuelta en Mazarrón, que es lo que hay que hacer cuando vas a enfilar el aeropuerto de S. Javier, no hizo otra cosa que girar en la playa nudista de Calblanque (no sé si ek que echó por allí pa ver a las damas en pelotas o a los caballeros haciendo do-lón, do-lón con su cencerro).


Cuando mis ojos vieron semejante tropelía le dije a Fina, mi ama y señora, “lo que menos me esperaba yo es que al morir echarían mis cenizas en este asiento”, efectivamente: a los 30 segundos la ventanilla del avión estaba mirando pal suelo de Los Narejos, la gente ya ni se levantaba para cagar en el váter.
Bueno, pues nada –pensé yo – Me joden dos cosicas: morirme en lunes y que Antoñito no me pague lo que me debe de la chirigota.


Bueno otra vez, el avión que dice de aterrizar con un paecojones, pallá que va. En ese momento me pregunta Fina nerviosa -¿Cómo vamos?- y yo le respondí: “si matamos al piloto empatamos”…


…el avión que llega al aeropuerto, yo viendo ya a la gente haciéndome ajín con la mano cuando, ¡cáspitas! El piloto que le entra el cague y se va otra vez parriba cuando ya casi tocábamos la pista -¡Bufffffffffffffffffff!-
Todo el pasaje, unos doscientos seres vivos, pensando lo mismo:


- o jea, quette energúmeno nosatreve a dejar el avión ande loá cogío.


Mía, mía que tavía voy pa él y le dejo la cara hecha una ensaladera del Rolan Garrós.


A to etto la gente del aeropuerto haciéndonos adiós y yendo ligera al tanatorio a coger sitio….
Total, cuando salí por la puerta pafuera le dije al piloto “Go to hell”, que es lo que los ingleses le dicen caballerosamente a uno cuando quieren mandarlo a tomar por el puto culito. El azafato, me decía “No, queno, nosequé nosecuantas” y yo me pensé pa mí y pa mis adentros: pos por mí como si cantas misa,perla, que yo de aquí pongo pies en polvorosa y tú, mamón de mierda, aún tienes que volverte pa tu casa con el De Juana Chaos del aire.


Si lubieran encargao a ette piloto derribar lat Torrej Gemelas todavía estarían allí y nos hubiésemos evitao tanta guerra en Irak y en Ajganittán.

La próxima vez vuelo con Mohamed Ata, que pol lo menos sé que en donde pone el ojo pone el avión.

He dicho.

Más información:

6 comentarios:

Negro-murcianico dijo...

Mu güeno , la verdad é que me he partio el culo.

luz de gas dijo...

Lo mismo , me he reído un montón, lo siento por lo que debíste pasar, por supuesto, pero, lo cuentas con tanto humor ,tan sumamente bien, que aún estoy llorando y no de pena. Vaya, vaya, ahí , con ellos, se marchó hace unos meses mi hijo, y esa vez debió tocarles el piloto bueno, no cómo a tí. Te felicito, me ha encantado tu narración de este disparate de vuelo.
Gracias por tus visitas, eres muy amable. A ver si un dia te animas y pones algo de tu música , estoy deseando escucharte tocar el acordeón ,ya te dije que me parece algo muy difícil . A la espera quedo. Saludos

nataliapastor dijo...

Genial tragicomedia. Recuerda a los ataques de risa en los tanatorios. Serviría de guión para "Salvar al soldado de Ryan".

El Hermano Montgolfier dijo...

¡Mamma mía!, solo volar ya me pone los pelillos de los sobacos como escarpias, no quiero no pensar como me sentiría en una situación semejante.
Seguro que aromatizaba el avión entero...

Anónimo dijo...

genial Ful. te conocí por compartir contigo el dudoso honor de no ser bien recibidos el el blog de pepiño, al parecer porque nos abandonaba el desodorante. ahora veo que también comparto apellido. un saludo.

LOLA GRACIA dijo...

qué bueno...en fin, pensaba que esas cosas ya no pasaban en los aviones. Tocaría en novato del año.